Pechos, pechos hermosos pechos!

 Comentarios
Breasts, breasts beautiful breasts

El busto siempre ha sido mi fascinación. Siendo una mujer de 25 años he visto mi cuerpo tomar su forma y es increíble ver como aun continúan los cambios. Decidí entonces, por medio de facebook, preguntarle a mis amigas su opinión sobre las “famosas tetas”.

María tiene 24 años, vive en Barcelona aunque nació en Colombia y parte de su vida la vivió en México. Ella opina que, “lo bueno de los senos pequeños es que “se puede usar cualquier tipo de escote sin verse vulgar y sin que se caigan al ombligo”.

Jena de 24 años también hace parte del comité de las “chicas planas” y junto a María, considera que otra de las ventajas es que “no nos salen estrías y son cómodas de llevar”. (Entra en www.smallbustbigheart.com para leer otras anécdotas y consejos de mujeres de busto pequeño).

Jena considera que “el deseo por ponerse implantes ocurre en la adolescencia y al inicio de los veintes o tras tener hijos”. Asimismo añade que “en este punto de mi vida no me haría un aumento mamario aunque lo he considerado más de una vez cuando era más joven”. “Cuando nos sentimos seguras y nos aceptamos tal y como somos, la necesidad de cambiar con cirugía plástica disminuye y ya no es una prioridad”. Jena afirma también que le ha tomado mucho tiempo estar conforme con su físico y que ahora difícilmente invertiría ese dinero en una cirugía, preferiría gastarlo en su boda o algún viaje. (Si buscas consejos para sentirte segura y aumentar tu autoestima, espera la edición Mamá lo sabe todo: Consejos Orgánicos traídos directamente de la madre tierra).

En cuanto a opiniones de aumento mamario, la diseñadora Marianne Krauss (32 años) ubicada en Barcelona piensa que “las naturales son las mejores!”. Hasta que no tenga hijos (ahí de pronto cambio de opinión), quiero TODO natural! Irene de Italia, declara orgullosamente que “las personas pueden hacer lo quieran para sentirse mejor. La belleza no se ve a través del busto”. Su compatriota (pero no miembro del grupo de chicas planas) Lauren, admite que se siente triste de haber perdido una talla en su copa desde el colegio…“feliz de perder el peso que se fue pero triste de perder las chicas!”

Siendo una joven de 25 años, Lauren coincide con Marianne respecto al hecho de “hacerse una cirugía después de tener hijos. Voy a tener que sacrificarme y ponerme un par de esas cuando llegue el momento!”.

Una de mis mejores amigas Alyssa (25 años), madre de Kaden, un niño de 2 años dice que, “tener un hijo y haber pasado por copas A, B, C y D en un periodo de 2 años no es fácil, así que no dudaría en ponerme unos pechos a la medida!”. También señala su adicción al sostén push-up que además de levantar y dar volumen, separa los pechos de forma natural.

Como menciona Jena, Alyssa disfruta de la libertad de lucir ropa con diseños variados sin atraer demasiado la atención a lo obvio, siendo esta, una ventaja de tener los pechos pequeños.