Arte para cirujanos plásticos

 Comentarios
Art for plastic surgeons

Esculpir y moldear, tallar y modelar. Todas son acciones hechas por ambos artistas y cirujanos, ¿por qué entonces nunca han congeniado? Arte para cirujanos plásticos era tarea pendiente, hasta ahora. Un profesor de las Universidades de Gales y de Lincoln ha creado un curso suplementario para ayudar a futuros artistas a entender más sobre anatomía.

A diferencia de otros doctores que estudian durante años, leyendo artículos médicos, prácticas de salud y prescripciones de la jerga, cirujanos plásticos practican un oficio estrechamente vinculado con el arte estético. Para estos ‘magos médicos’ es muy importante saber cómo trabajar en el interior, asegurando salud al paciente, pero también es muy importante saber cómo hacer magia en el exterior, haciendo emerger los resultados deseados por el paciente.

El Arte de la Reconstrucción, excelentemente titulado bajo mi punto de vista, es un curso de arte para cirujanos plásticos que sirve como una extra ayuda y que integra dibujo y escultura a través de tres áreas: retrato, arte en vivo y modelaje en arcilla. El creador del curso Arte de la Reconstrucción es el profesor Michael Esson, quien asegura que introducir y potenciar principios estéticos en 2D en los cirujanos, antes de que trabajen en 3D real, les hace mejorar sus habilidades perceptuales y de observación. Cada lección ha estado especialmente confeccionada para poder ser aplicada en el campo de la cirugía estética, ya sea en la parte de la cara o de los pechos. En definitiva, Esson añade que “la idea es que puedan aplicar estos principios a su práctica”.

Entender arte y cuerpo desde distintos ángulos, no sólo desde una introvertida perspectiva anatómica del paciente sino también desde la objetividad del doctor, es la base fundamental de este curso de arte para cirujanos plásticos. Todo el aprendizaje gira holísticamente alrededor de crear, esculpir y reconstruir. A los estudiantes se les presentan retos como construir el pecho a partir de arcilla y analizarlo luego desde todos sus ángulos, como se hace en las consultas pre-operación. Y sobretodo también se incide en los resultados zenitales, ya que es como se verá desde los ojos de la paciente. Potenciar este lado espacial incide directamente en la simetría, la redondez, la plenitud y otras características requeridas.

Cada individuo interesado en una reconstrucción o aumento tiene una única visión de cómo quedan y cómo quieren quedar, por lo que el cirujano es la clave para acabar de perfilar su apariencia ideal.
Satisfacción estética y simetría son la Mona Lisa en términos de cirugía plástica. Todo el mundo lo busca, tanto cirujanos como pacientes, pero de la misma forma que Davinci no pinto su bonita mujer en un día, cirujanos tendrán también que esculpir y re-esculpir su trabajo como haría un artista.